SMART MOBILITY

Smart mobility

La movilidad sostenible (Smart Mobility) es una manera de entender la movilidad en una ciudad: el sistema de transportes debe ser sostenible, innovador y seguro, y debe ayudar a disminuir los impactos sociales y ambientales producidos por los vehículos privados como por ejemplo: la contaminación del aire, la contaminación acústica o el tráfico de automóviles.

SMART MOBILITY

Se trata también de una manera diferente de entender las infraestructuras, de hecho éstas deben tener una relación directa con las Tecnologías de la Información y de la Comunicación (TICS).

Al mismo tiempo, un sistema de movilidad sostenible (Smart Mobility) debe promover el uso de soluciones alternativas de movilidad y de transporte, como por ejemplo compartir vehículos tanto para viajes largos como de corta-media distancia así como fomentar la implementación y una mejor organización de los transportes públicos para garantizar la prevalencia de la accesibilidad (para las personas mayores o con movilidad reducida, por ejemplo).

SMART MOBILITY

Este tipo de sistema de movilidad reporta muchos beneficios a la sociedad, ya que ayuda a reducir la congestión del tráfico de automóviles en las ciudades y aumenta la seguridad de los mismos, puesto que también reduce la posibilidad de que se produzcan accidentes.

Además, una movilidad sostenible (Smart Mobility) también tiene beneficios económicos, ya que ayuda a reducir los costes de la congestión de tráfico (incremento en los gastos de mantenimiento, mayor consumo de combustible, más contaminación atmosférica y acústica, y su consecuente repercusión en los casos de emergencia). Por ejemplo, en las ciudades de Río de Janeiro y São Paulo estos costes ascienden a $ 43000 millones sólo en 2013, lo que equivale a un 8 % del PIB de cada ciudad. En Pekín, los costes de la congestión de tráfico y la contaminación atmosférica se estima que ascienden al 07,15 % del PIB. Y en Estados Unidos la expansión urbana cuesta 400 mil millones de dólares al año. Está claro que este no es el futuro que los actores sociales desean para sus ciudades.

SMART MOBILITY

El proceso de transformación necesario para conseguir una movilidad sostenible e inteligente requiere tanto de la innovación local como de un aumento del intercambio de informaciones a nivel global (sobre todo usando las nuevas tecnologías). Las acciones mencionadas anteriormente se pueden materializar si a nivel global las instituciones promueven políticas en favor de la movilidad a nivel local y se apuesta por los conceptos de formación e innovación.

Al igual que para muchos aspectos de las Smart Cities, para que una movilidad sostenible (Smart Mobility) se materialice es necesario que se produzca la interacción de los actores sociales, tanto locales como globales, a nivel político, económico y social.

 

 

 

Share